En el gallinero utilizamos materias primas de primera calidad que nos proporcionan proveedores autorizados por sanidad. Cuando recibimos nuestros mágicos ingredientes, exigimos que vengan acompañadas de sus fichas técnicas o certificados de análisis. 

Comprobamos que su estado y envasado esté perfectamente y exigimos a nuestros proveedores materias primas con un largo periodo de caducidad.